no

La importancia de saber decir «no»

Si expresamos con respeto lo que SI queremos y lo que NO, más se nos tendrá en cuenta y se valorarán nuestras opiniones.

Creer que rechazar peticiones es una falta de educación, tener miedo a que los demás se molesten o a que nos vean poco amables, es un error en el que caen muchas personas cuyas ansias de afecto les hacen doblegarse ante otros, anulando sus deseos y provocando un terrible malestar que les lleva a una callejón sin salida. Se da en personas con baja autoestima, sentido de culpabilidad,que viven con temor y tienen tendencia a sufrir ansiedad o algún malestar físico.

Es muy importante, tanto para nuestra concepción personal como para nuestra salud, que aprendamos a negarnos ante determinadas peticiones. Una de las consecuencias de nunca decir no es que acostumbramos a la gente, que acaba por ignorarnos y dejar de pedirnos opinión.

Se puede dar una respuesta negativa a una petición sin ofender, es una cuestión de educación y de sentido común. Se debe mantener una expresión facial y corporal calmada, así como el tono de voz adecuado, se descartan palabras y gestos ofensivos, se dan las explicaciones oportunas y se procura decir algo agradable antes de dar la negativa.

Decir «no» nos hace sentir libres, con sensación de que las decisiones dependen de nosotros. Nos aporta tranquilidad y hace que nos sintamos más a gusto con los demás porque nos ayuda a ser nosotros mismos.