Trucos para el bronceado perfecto

El bronceado consiste en recibir la radiación ultravioleta del sol, que hace aumentar la melanina en la piel, y ésta reacciona como un mecanismo de defensa, poniéndose más oscura.

Para adquirirlo y mantenerlo todo el verano hay una serie de trucos que debes saber:

Los protectores solares y los cuidados post solares son realmente efectivos cuando la piel está perfectamente limpia. La higiene facial debe ser diaria y la corporal se hace con exfoliantes, una vez a la semana.

El siguiente paso es la hidratación, si te enfrentas al sol con la piel reseca y cuarteada éste la deshidratará aún más. Es vital utilizar productos hidratantes y nutritivos para la cara y aceites para el cuerpo.

Utiliza un protector solar alto que estimule la melanina, úsalo varias veces al día y acuérdate de ponértelo media hora antes de ir a la playa o la piscina para que tenga tiempo de penetrar en la piel.

Toma píldoras solares porque:

– Activan las defensas naturales de la piel

– Aceleran y prolongan el bronceado

– Tienen un potente efecto antioxidante

(Recuerda tomarlas mínimo 15 días antes de la exposición al sol, así tienen máxima efectividad)

Una vez morena hay un truco muy efectivo, en la ducha diaria mezcla tu crema hidratante con una dosis de autobronceador y extiéndelo por todo el cuerpo, evitando codos, rodillas, manos y pies. Notarás que la piel mantiene el tono por más tiempo