Reglas básicas de educación en la mesa

Hay una serie de reglas que se deben seguir a la hora de comer, eso significa que tenemos buena educación, de lo contrario quedaremos mal o haremos el ridículo.

Hay personas que consideran que esto no es importante y cometen un error, ya que es una manera rápida de descalificarse como persona educada y de buenos modales, lo cual va en detrimento de su imagen y puede perjudicarle en sus relaciones con los demás. También le puede afectar en el trabajo, porque en las comidas de empresa se supone que todos saben comportarse.

Vamos a enumerar las más básicas:

– La servilleta se desdobla y se coloca rectangular sobre las rodillas, sólo debemos emplearla antes y después de beber, presionando lévemente los labios o las manos ( nada de frotar como para sacar brillo). Al final de la comida se vuelve a poner sobre la mesa, a la derecha del plato, doblada en dos mitades.

– Los codos nunca se apoyan en la mesa y se mantienen bajos cuando usamos los cubiertos.

– Nunca juegues con los cubiertos ni señales con ellos.

– El tenedor, al usarlo solo, se coge con la derecha, si es con cuchillo, con la izquierda.

– Los alimentos “blandos” no se cortan con cuchillo, se usa sólo el tenedor.

– La pala de pescado no es un cuchillo, sirve para abrir el pescado, quitarle las espinas y trocearlo.

– La cuchara se coge por el extremo del mango, se utiliza para líquidos (evitar hacer ruido al sorber), al final se deja dentro  del plato, con el mango hacia nosotros.

– El cuchillo y el tenedor, al terminar de comer, se dejan en la misma posición, juntos sobre el plato.

– El vino lo sirve el camarero en el restaurante, el anfitrión en una cena a los invitados y el señor a la señora en su casa.

– No se hacen preguntas a alguien que acaba de meterse un bocado en la boca. Es embarazoso para esa persona.

– Nunca se habla o se bebe con la boca llena.

BON APPETIT!!!!!!!!!!!!!!!!!