Pon orden en tu vida

La vida es cada vez más compleja, por ello es mayor la necesidad de tener nuestro entorno en orden, si vivimos en armonía con nuestras necesidades, pensamientos, horarios y objetos probablemente las opciones que elijamos sean las correctas. En el caso de vivir en el caos las posibilidades de equivocarnos aumentarán considerablemente y esto es muy peligroso, para nosotros y los que nos rodean.

Nuestra mente tiende a la organización, uno se siente más seguro y relajado con lo predecible. La repetición de una actividad hace que la perfeccionemos. Por todo ello el orden es una base sólida de mejoramiento personal y debemos darle la importancia que merece.

Podemos empezar con nuestra casa con los siguientes pasos:

– Eliminar y simplificar, hay que deshacerse de todo lo que no es útil o no se usa y reducir los objetos, ropa, utensilios… al máximo. Ganaremos en espacio, organización y limpieza.

– Ordenar los papeles en cajones y revisarlos periódicamente para tirar los que no sirven.

– Poner cada cosa en su sitio inmediatamente, no dejarlas por la casa para ordenarlas luego porque las prisas o falta de tiempo hace que se acumulen y aparezca el desorden de nuevo.

– Hacer un horario y desarrollar rutinas hace que ganemos tiempo y que vivamos más organizados y tranquilos.

– Disfrute de su nuevo orden, deténgase y contémplelo, tendrá la grata sensación del trabajo bien hecho.

Para poner orden en la vida pruebe a:

– Alejarse de las personas tóxicas, son dañinas y conflictivas. Es mejor rodearse de quien le aporte cosas positivas. Ganará paz.

– Aprenda a decir no, piense antes lo que quiere y actúe en consecuencia.

– Sea su mejor amigo, si uno no se quiere asímismo es difícil que se sienta bien.

– Aproveche el momento y disfrute de las pequeñas cosas, será más feliz.

– Procure vivir siempre en el lado de la belleza.

– Sea agradecido, si damos las gracias por todo lo que ya tenemos nos daríamos cuenta de lo afortunados que somos.