Objetivo: ¡Pestañas espectaculares!

Todas deseamos unas pestañas maravillosas pero la realidad se impone y el espejo no miente, cuando son escasas y mal puestas no sabemos qué hacer con ellas.

La buena noticia es que gracias a las nuevas tecnologías pueden transformarse y lo único que hay que hacer es definir claramente nuestras necesidades.

Los pasos para conseguirlas son:

1- Volumen: Se necesita un cepillo en espiral, porque, por el recorrido que hace, se aplica más cantidad de producto y se dibuja mejor la forma del ojo. Además son perfectos para sublimar las pestañas que son cortas.

2- Espesor: Para ello  se requiere una fórmula espesa, que se adhiera a las pestañas y las engrose en un tono negro, y un sistema específico para que el producto se distribuya por igual por toda la zona. Las alas de mariposa del rimel Flash Lash Intenza de L´Oreal se adaptan a la forma del ojo para lograrlo de una manera muy flexible.

3- Longitud: Los cepillos de cerdas largas consiguen llevar la fórmula hasta las puntas de las pestañas, lo que te da un plus de longitud. Para alargar es imprescindible que el cepillo no coja en cada pasada demasiada cantidad de producto porque, si se acumula en la base, crea intensidad, pero acorta visualmente el resultado.

4- Rizo: Un cepillo en forma de cono consigue que la parte más fina enderece las pestañas junto al lagrimal. Pero el gran avance lo aporta Benefit con un cepillo patentado inspirado en los rulos de pelo, que engancha ligeramente las pestañas para elevarlas sin necesidad de utilizar un rizador.