Camisetas; un básico en tu armario

Las camisetas son un básico en el armario por su versatilidad. Debemos tenerlas lisas y de colores básicos: blanco, negro, gris y beige. Combinan con casi cualquier estilismo, se les pueden añadir distintos accesorios y dan un toque juvenil e informal que rejuvenece siempre.

Podemos utilizarlas para estilos muy diferentes:

Clásico: un traje chaqueta con pantalón en color gris con camiseta blanca, se puede llevar con zapato plano y bolso bandolera de forma más informal o con pañuelo de seda en tonos blanco, negro y gris, tacones y cartera de mano para ir más arreglada.

Rockero: camiseta blanca, negra o gris con chaqueta perfecto de cuero y pantalón negro, botas estilo militar y cinturón con tachuelas de plata.

Urbano: Americana, pantalones y zapatos de tacón medio en colores blanco, beige y negro.

Casual: Camiseta blanca, gris o beige combinada con vaqueros, gabardina trench y zapatillas.

Elegante: camiseta negra con falda tubo, sandalias joya y complementos maxi.