Ayunar; la forma más sana y rápida de adelgazar

El libro del Dr. Hellmut Lutzner «Rejuvenecer con el ayuno» (RBA libros), es una guía excelente de salud para todo el mundo. Este médico alemán cuarenta años estudiando el ayuno y sus efectos en el cuerpo humano, sus conclusiones son extraordinarias y están avaladas por numerosos experimentos científicos.

Se ha demostrado que es el mejor método para depurar y desintoxicar el organismo, devuelve la vitalidad perdida, los beneficios para la piel son indudables y se obtiene el peso deseado sin sufrimientos inútiles.

Hay unas pautas muy precisas para hacer el ayuno y son estas:

– Beber dos o tres litros de agua (mejor mineral) al día.

– Sólo beber líquidos (zumo de frutas o verduras), con ello se evita la digestión y el gasto energético que produce. La persona se siente ligera y llena de vitalidad.

– Hacer vida normal pero evitando el exceso de trabajo y conducir largos trayectos, se están gastando las reservas que todos tenemos almacenadas y no conviene que se produzcan desequilibrios entre lo que se quema y se gasta.

Interesa saber que el cuerpo no quema cualquier grasa o tejido, sino que se desprende de.

* todo lo que no necesita

* todo lo que le trastorna

* todo lo que le enferma

– Dormir todo lo que se pueda, son días ideales para el descanso, la meditación, la reflexión y la paz. El organismo en ayuno te predispone a ello.

– El ayuno puede ser periódico; un día o dos a la semana, o bien una semana. En casos excepcionales puede llegar a 21 días (siempre bajo supervisión médica), se adelgazan 12 kg con este método.

Por todo ello merece la pena intentarlo, si se prueba un día y el estado corporal y de ánimo es inmejorable, la experiencia es tan enriquecedora y beneficiosa que se repite.

Todas las religiones lo aconsejan, nuestros antepasados lo hacían…por algo será.