Altibajos en las parejas

Lo que buscamos en una relación amorosa es satisfacer nuestros deseos y proyectamos en la persona elegida una serie de cualidades, que hemos idealizado, para que se ajusten a nuestro proyecto de vida.

Al comenzar una relación todo es positivo, pero al pasar el tiempo la realidad se impone y empiezan las desavenencias, sale el verdadero «yo» de cada uno y la desilusión aparece.

Hay una serie de factores que deberíamos analizar con imparcialidad:

– ¿Qué metas nos gustaría alcanzar? Debemos elegir a la persona que nos ayude a conseguirlas.

– La comunicación es vital, si no podemos hablar de lo que queramos y sentirnos escuchados y valorados, es imposible que la relación dure.

– Tener presente el trayecto vital y psicológico del otro, para poder conocerlo y comprender sus reacciones, así tendremos una visión realista de la otra persona.

– Ser tolerantes con la libertad, aficiones y gustos del otro. Todos necesitamos nuestro espacio y si no se respeta empiezan los problemas.

– Por último hay que saber pedir perdón, todos nos equivocamos y la mejor manera de restablecer la armonía perdida es disculparse y empezar de nuevo.