bano-relajante

Spa en casa

Relajarse es una necesidad para tener una vida saludable. El ajetreo diario nos desgasta física y psíquicamente provocandonos estados de bloqueo, angustia y desaliento.
Lo ideal es escaparse de la rutina diaria y cambiar de ambiente, pero eso es un privilegio del que sólo unos pocos disfrutan. Hay que buscar fórmulas alternativas.
La más sencilla es montar nuestro propio spa en casa. Debemos ser conscientes que tener un rato de relax al día es una prioridad para estar bien y por ello hay que preparar las condiciones ideales para disfrutarlo. Es perfecto darse un baño por la noche con agua caliente, aceites esenciales y sales minerales que nos van a purificar el cuerpo y la mente.
Si seguimos este pequeño ritual diariamente nos daremos cuenta de los beneficios que aporta a nuestra salud. Merece la pena.