38733716_124606020622

Melenas espectaculares

La terapia de la luz del láser está indicada para reparar los cabellos castigados, teñidos y débiles, es especialmente útil para acabar con la caída del cabello.

Repara los cabellos CASTIGADOS, apagados e incluso ayuda a sanear las puntas abiertas, tan sólo en dos o tres tratamientos con acondicionadores de calidad podremos ver los primeros resultados.

En los cabellos TEÑIDOS se consiguen resultados excepcionales porque la luz del láser cierra las cutículas, cerrando así las moléculas de color dentro del cabello. Los colores quedan más profundos y resisten los lavados, desde la raíz hasta las puntas, dejando el cabello suave teñido de modo uniforme y brillante.

En cuanto a la CAIDA DEL CABELLO, el láser está indicado para solventar los problemas del cuero cabelludo. Para los casos de caída, esta técnica consigue restaurar la irrigación sanguínea. Un tratamiento de terapia de láser de veinte minutos equivale a seis horas de masaje manual del cuero cabelludo, método que hasta la aparición del láser se venía utilizando.

BAÑO DE VAPOR

Este tratamiento está indicado para reparar un cabello muy deshidratado, puesto que la exposición al vapor añade todo el agua que el pelo necesita. Es ideal para reparar puntas abiertas y sanear los cabellos secos.
El procedimiento es muy fácil y rápido, tras lavar el cabello con champú de proteínas, se aplica una mascarilla rica en aceites nutrientes vegetales, se distribuye bien por todo el pelo y se procede al vapor, exposición que durará unos veinte minutos.
Se puede repetir tanto como se quiera, lo recomendable es mínimo una vez por semana.