exito-beck

El éxito del matrimonio Beckham

El matrimonio de Victoria y David Beckham es un ejemplo de trabajo en equipo. Saltaron a la fama por sus profesiones, cantante y futbolista, ambas muy mediáticas, pero han tenido la inteligencia de preparar el día después.
Durante su época de mayor exposición a los medios cultivaron el arte de la reinvención, cambiando de imagen constantemente, recordemos los peinados extremos de David (cresta, trenzas africanas, rapados…) y los modelos ultraceñidos de Victoria, supieron crear la expectación necesaria sobre sus personas para que el público mostrara interés por ellos y así protagonizar campañas millonarias de moda, juntos o por separado, que les permitió más adelante crear su propio imperio.
El éxito de ella ha sido rotundo como diseñadora, se ha preparado bien en un tema que le apasiona y ha trabajado duro, eso unido a sus famosas amigas que lucen sus diseños en la alfombra roja ha hecho que su firma esté presente en muchos países y sus ventas se hayan disparado.
El ha tenido un perfil más bajo tras dejar el fútbol pero colabora con marcas famosas como modelo y es el compañero perfecto para ayudarla a ella con sus hijos y su trabajo.
Juntos forman una familia modelo, poseen una de las mayores fortunas de Inglaterra y colaboran actívamente en obras benéficas.. ¿Eso es tener éxito? La respuesta es SI